Amigdalitis, características y abordaje terapéutico

0
12

La amigdalitis aguda es una afección muy frecuente en la práctica diaria. La clasificación de las amigdalitis tiene en cuenta el aspecto de la orofaringe en la exploración física, sin presuponer la etiología viral o bacteriana. Por tanto, se distinguen las amigdalitis eritematosas y eritematopultáceas (que suponen alrededor del 90 % de las formas macroscópicas de amigdalitis), seudomembranosas y ulcerosas o ulceronecróticas.

En cuanto a la epidemiología, el 50-90 % de las amigdalitis son de origen viral y existen numerosos virus implicados, sobre todo el virus de Epstein-Barr (VEB, que es el más frecuente), herpes simple, gripe, parainfluenza, Coxsackie y adenovirus.

El 10-50 % de las amigdalitis son de origen bacteriano. El estreptococo hemolítico del grupo A (SBGA) es la bacteria implicada con más frecuencia y supone el 10-25 % de las amigdalitis del adulto y el 25-40 % de los casos infantiles. Las amigdalitis por SBGA suelen producirse en mayores de 3 años, con un pico de frecuencia a los 5-15 años. Se curan de forma espontánea en 3-4 días, pero pueden causar complicaciones postestreptocócicas, sobre todo el reumatismo articular agudo (RAA) y la glomerulonefritis aguda (GNA). Se ha demostrado la utilidad de la antibioticoterapia para acortar la duración de los síntomas, disminuir el contagio bacteriano a los allegados y prevenir el RAA, pero no la GNA (que pocas veces tiene la faringe como foco inicial) ni las compli-caciones supurativas locorregionales de las amigdalitis.

El cuadro de la amigdalitis consiste en la asociación variable de fiebre, dolor faríngeo (constrictivo o de tipo quemadura), otalgia refleja y odinofagia. También puede haber síntomas digestivos, dolor abdominal, vómitos y diarrea, sobre todo en los niños. Asimismo, pueden aparecer erupciones cutáneas.

Los argumentos que apuntan hacia una etiología viral son: fiebre moderada, tos, rinorrea y obstrucción nasal, conjuntivitis, vesículas faríngeas, así como la ausencia de adenopatías o, por el contrario, las adenopatías difusas.

Tratamiento sintomático. Se basa en la prescripción de analgésicos y antipiréticos adaptados al nivel del dolor. Los analgésicos depresores respiratorios deben evitarse en las amigdalitis que causen disnea por hipertrofia intensa de las amígdalas. Los AINE se desaconsejan en las amigdalitis, porque podrían favorecer la aparición de complicaciones infecciosas graves, en especial las celulitis.

Tratamiento antibiótico.La utilidad del tratamiento antibiótico sólo se ha demostrado cuando la prueba de diagnóstico rápido ha evidenciado que la causa de la amigdalitis es el SBGA; permite acortar los síntomas, disminuir el contagio y, sobre todo, prevenir el RAA.

En la actualidad, no existen cepas de estreptococos del grupo A (SGA) resistentes a los betalactámicos. El tratamiento antibiótico de referencia es la amoxicilina por vía oral durante 6 días (50 mg/kg/día en los niños y 2g/día en adultos en dos tomas).

En pacientes con una alergia demostrada a las penicilinas, pero sin alergia a las cefalosporinas (situación más frecuente), se deben prescribir cefalosporinas de 2ª y 3ª generación por vía oral:

Si existen contraindicaciones a todos los betalactá-micos (penicilinas y cefalosporinas), conviene utilizar los macrólidos. El tratamiento puede durar menos de 6 días con estas moléculas: azitromicina (3 días), claritromicina (5 días), josamicina (5días).

Ante el fracaso clínico después de 3 días de un tratamiento bien realizado, se aconseja consultar con el especialista en otorrinolaringología, el pediatra o un especialista en enfermedades infecciosas, para reevaluar el diagnóstico y el tratamiento.

Referencias bibliográficas

  1. Van Brusselen D, Vlieghe E, Schelstraete P, De Meulder F, Vandeputte C, Garmyn K, Laffut W, Van de Voorde P. Streptococcal pharyngitis in children: to treat or not to treat? Eur J Pediatr. 2014 Oct;173(10):1275-83.
  2. Anjos LM, Marcondes MB, Lima MF, Mondelli AL, Okoshi MP. Streptococcal acute pharyngitis. Rev Soc Bras Med Trop. 2014 Jul;47(4):409-13.
  3. Murray RC, Chennupati SK. Chronic streptococcal and non-streptococcal pharyngitis. Infect Disord Drug Targets. 2012 Aug;12(4):281-5.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here