DIARREA EN MÉXICO DURANTE LA TEMPORADA DE CALOR

0
61

Por el Dr. Carlos Javier Sánchez
Infectólogo Pediatra. Adscrito al Servicio
de Infectología del HGM. Investigador del Sistema Nacional
de Investigadores de la Secretaría de Salud.

Se estima que el 99 % de los mexicanos, durante la temporada de calor, llega a presentar diarrea.

La diarrea aguda en niños menores de cinco años está entre los primeros 5 lugares de las enfermedades infecciosas en México, y en adultos ocupa el lugar número 13, constituyendo un problema de salud pública. La OMS asegura que las enfermedades diarreicas son la segunda causa de muerte en niños menores de cinco años a nivel mundial, y ocasionan 760 mil decesos al año en este grupo de edad.

De acuerdo con la Clasificación Internacional de Enfermedades en su décima revisión, la enfermedad diarreica consiste en la expulsión de tres o más evacuaciones líquidas con o sin sangre en 24 horas, que adoptan la forma del recipiente que las contenga. Se considera que un episodio de diarrea aguda es menor a 14 días de evolución.

El mecanismo de transmisión clásico es el denominado ciclo ano-boca, y los factores de riesgo son: carencia de agua potable, ambiente con saneamiento inadecuado, malos hábitos higiénicos, ausencia de lactancia materna, desnutrición, secreción anormal de ácido clorhídrico, sensibilidad a agentes patógenos específicos, deficiencia de IgA e inmunidad celular.

La etiología de  ,estaentidad puede ser causada principalmente por virus, bacterias y parásitos, pero también está asociada a hongos.

La prevalencia de cada uno de estos microorganismos depende de la región geográfica, de la estación del año y del grupo etario. Los principales agentes infecciosos causantes de diarrea son virus (norovirus, rotavirus, enterovirus, astrovirus, calicivirus, entre otros). En el caso de las bacterias se encuentra la Salmonella, E. coli, Shigella, Compylobacter, y los parásitos como la Giardia lamblia y la Cryptosporidium parvum.

Las características de las evacuaciones pueden orientar al médico para saber de qué tipo de organismo se trata, por ejemplo, la Shigella es una bacteria altamente contagiosa y se requiere de 10 a 100 organismos para producir la enfermedad. Esta bacteria es responsable del 10 % de todos los casos de diarrea y representa la principal causa de evacuaciones con sangre en la población pediátrica de uno a cuatro años de edad. Campybacter, Shigella y Salmonella son los agentes causales de la diarrea del viajero en 80 % de los casos. El cuadro clínico es el aumento en el número de deposiciones con disminución de la consistencia, urgencia para defecar, dolor abdominal y astenia.

La diarrea se clasifica de acuerdo al tiempo de evolución en aguda (duración menor a dos semanas), persisten-te (dos a cuatro semanas) y crónica (se prolonga más de cuatro semanas).

También se agrupa por la alteración de la absorción denominada osmótica; por el tipo de alteraciones de la secreción, llamada secretora y por inflamación de la mucosa intestinal, conocida como infecciosa.

Los signos de alarma son: sangre o pus en heces, fiebre, deshidratación, diarrea crónica, nocturna, y pérdida de peso. La deshidratación es la principal consecuencia, la cual se caracteriza por cansancio extremo, sed, boca o lengua seca, calambres musculares, mareo, orina muy concentrada y no tener necesidad de orinar por más de cinco horas. La deshidratación en un adulto puede originar daño renal derivando en falla renal, y en los pulmones, neumonía.

Los exámenes microbiológicos están indicados en pacientes deshidratados, febriles, que presenten sangre o pus en las heces fecales; coprocultivo, búsqueda de amiba en fresco, pruebas serológicas denominadas reacciones febriles, leucocitos en moco fecal y EGO.

Sin embargo, la diarrea ha tenido una disminución importante gracias a diferentes programas. En México, las acciones para disminuirla iniciaron en 1964 con la estrategia de hidratación a través de vida suero oral, con lo que se disminuyó la mortalidad en esta población en más de 50 %.

De 1991 a 1999 con las mejoras en el saneamiento ambiental, la lactancia materna y la hidratación oral hubo una reducción adicional de 77 %. Asimismo, desde el 2006, México se convirtió en uno de los primeros países en introducir la vacuna monovalente contra Rotavirus en el programa Nacional de Vacunación, con lo que se vio una disminución en la incidencia de diarrea aguda. Pero el tratamiento que ha venido a revolucionar la atención es la rehidratación oral.

En el caso de los adultos es importante definir el síndrome diarreico, por lo que hay que determinar las condi-ciones que lo caracterizan. En esta población hay una regla importante: tres de tres, es decir, algunos adultos obran tres veces al día, otros lo hacen cada tercer día; cuando se presenta al doble de evacuaciones y su consistencia cambia, se habla de diarrea.

Los factores de riesgo en el adulto son diferentes con respecto a los niños, los cuales están condicionados por las acciones salubres de las madres, pero en las personas mayores tienen que ver con el consumo de agua contaminada o mal almacenada. Además de que los actos higiénicos como lavarse las manos antes y después de ir al baño pueden relajarse.

En este grupo etario hay pacientes más vulnerables, como las personas con diabetes descontrolada, con inmunodeficiencias, con cáncer o quienes ingresan a un hospital.

El paciente con diabetes descontrolada tiene una motalidad intestinal más frecuente y puede tener evacuaciones sin sentir. Por lo que es necesario que siga una dieta y sus horarios de alimentación. Si tiene una diarrea nocturna puede tener una descompensación mayor y generar hipoglicemia que derive en la muerte.

El aspecto del excremento es fundamental para determinar la gravedad del problema; por ejemplo, si el calibre de las heces es del diámetro de un espagueti y presenta cuadros de diarrea recurrentes, se debe pensar en cáncer intestinal.

Hay dos tratamientos en dos vías, uno para tratar la diarrea y otro para combatir la causa. Cuando el agente etiológico es bacteriano, la opción es darle tratamiento contra el microorganismo alojado en el intestino mediante un antimicrobiano que no se absorba y disminuya la cantidad de los agentes patógenos; la otra opción es controlar la diarrea.

Actualmente hay 15 sales base de antidiarreicos, a los que se incorporan dos medicamentos, uno de ellos es un antidiarreico (Tanato de gelatina) que además tiene propiedades astringente que forma una película protectora en la mucosa intestinal, generando una barrera que inhibe la adhesión de bacterias sobre la pared intestinal. El otro es nifuroxazida, un antiséptico intestinal con acción antibacteriana local que no se absorbe en el tracto digestivo.

La dieta del paciente con enfermedad diarreica no requiere ayuno, hay que fraccionar la dieta en pequeñas cantidades, varias veces al día, evitar alimentos con cafeína y se recomienda el uso de alimentos astringentes.

Por ello es importante que ante un caso de diarrea acudan al médico, sigan las indicaciones y el tratamiento prescrito para controlarla, ya sea en niños o adultos a fin de evitar complicaciones.

Referencias bibliográficas

  1. http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/diarrhoeal-disease
  2. www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/106_GPC_Diarreaagudaadultos/SSA_106_08_GRR.pdf
  3. 3. L. Guerrant. et al. Practice Guidelines for Management of infectious Diarrhea Clinical Infectiuos Deseases. 2001,-32:331-50.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here