Meridianos informativos

0
24

DEPRESIÓN EN POBLACIÓN INFANTIL

Cuando un menor presenta manifestaciones que afectan su vida cotidiana y pierde el interés en las actividades que antes disfrutaba, puede padecer depresión, aseveró el jefe del Departamento de Psiquiatría y Medicina del Adolescente del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, el doctor Jesús María del Bosque Garza.

Se trata de un padecimiento que tiene baja incidencia, pero aumenta mientras el niño se desarrolla. Tan solo en infantes entre cero y tres años, es de 0.3 por ciento; en preescolares de tres a seis años, es de tres por ciento; en escolares de 6 a 12 años es de seis por ciento y en adolescentes mayores de 12 años se incrementa hasta 10 por ciento, informó el especialista.

La depresión infantil es multifactorial debido a que influyen componentes ambientales, externos, biológico y genéticos, además de que la sintomatología más frecuente es irritabilidad, apatía, problemas con la alimentación y el sueño, culpabilidad y falta de interés por el juego.

En nuestro país una de las barreras a las que se enfrentan los especialistas en atención psiquiátrica infantil es al estigma social, por esta causa la población no busca atención con profesionales, por lo que no recibe tratamiento oportuno y se presenta el consumo de sustancias tóxicas, deserción escolar y en algunos casos suicido.

Con el fin de prevenir el padecimiento, señaló el especialista Jesús María del Bosque, es fundamental el cariño de la familia durante los primeros tres años de vida del niño, ya que durante este tiempo se forman vínculos importantes que les proporcionan respeto, seguridad y amor, para desarrollar un concepto positivo de sí mismos y un trato similar con los demás, así como un ambiente con cierta estabilidad que les ofrezca suficientes elementos para saber qué esperar de su entorno.

Es por lo anterior que la separación de los padres puede afectar de manera considerable los sentimientos y emociones del infante, y favorecer la tendencia hacia la inseguridad.

Por otra parte, tanto la niñez como la adolescencia son etapas críticas, en las cuales es relevante fomentar una salud mental positiva. Individuos con una salud mental positiva tienen relaciones interpersonales que propician vínculos armoniosos; son capaces de aprender, enfrentar retos y resolver problemas.

RECONOCEN INVESTIGACIÓN CONTRA HÍGADO GRASO

Daniel Roberto Magdaleno Rodríguez, de la Escuela Superior de Medicina (ESM), del Instituto Politécnico Nacional (IPN), al realizar pruebas de eficacia y seguridad demostró que un tratamiento, mediante un suplemento alimenticio, puede ayudar a combatir el hígado graso, el cual fue avalado por expertos internacionales durante congresos sobre enfermedades metabólicas en las que tuvo participación.

El suplemento alimenticio, producido en un laboratorio mexicano, que evaluó Daniel Magdaleno, incluye tres elementos: extracto de silimarina, ácido lipoecoico y selenometionina (componente del selenio orgánico).

Durante las pruebas, el joven politécnico observó que el compuesto tiene propiedades para reducir el índice de grasa en el hígado, por ello consideró que abriría las expectativas para tratar el padecimiento y podría aplicarse a mayor escala, sobre todo porque se trata de una afección derivada de la obesidad, padecimiento que tiene gran incidencia y prevalencia en nuestro país, así como en todo el mundo.

La aportación del alumno de la Escuela Superior de Medicina, consistió en valorar el mecanismo de acción de los componentes en dos grupos de pacientes con hígado graso en estadio intermedio, al primer grupo se le administró el medicamento cada 12 horas y al segundo cada 8 horas. En este último los resultados fueron más favorables.

Después de tres meses de tratamiento, Rodríguez comprobó que los pacientes en estadio intermedio tuvieron una regresión del padecimiento a la etapa inicial y corroboró que en los enfermos en quienes iniciaba la afección volvieran a estados basales.

Indicó, además, que el tratamiento mostró efecto hipoglucemiante en los pacientes que participaron en el estudio.

Por esta investigación el alumno del IPN fue premiado en 2016 por la Academia Mexicana de Cirugía y recientemente presentó los resultados de su evaluación en los congresos internacionales sobre enfermedades metabólicas “2nd International Conference on Metabolic Syndrome”, realizado en Londres, Inglaterra, y en el “25th Global Diabetes Summit and Medicare Expo”, celebrado en Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

El estudio despertó gran interés entre los asistentes de ambos congresos, en los que expertos internacionales reconocieron la calidad de la investigación.

PRESIÓN ARTERIAL, ¿SE VE AFECTADA POR EL CLIMA?

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre al circular por los vasos sanguíneos, al contraerse o relajarse el corazón. Existen diversos factores de riesgo para la hipertensión, entre los que se encuentran la edad, los antecedentes familiares, el sobrepeso, la falta de actividad física, el consumo de tabaco y alcohol, entre otros.

Sin embargo los cambios estacionales habituales o las variaciones climáticas repentinas pueden provocar hipertensión.

“Generalmente, la presión arterial es más alta en el invierno y más baja en el verano”, explicó el Dr. Sheldon G. Sheps, profesor emérito de medicina y Ex presidente de la División de Nefrología e Hipertensión del Departamento de Medicina en Mayo Clinic. “Eso se debe a que las bajas temperaturas causan el estrechamiento de los vasos sanguíneos, lo que aumenta la presión arterial porque se necesita más presión para hacer circular la sangre por las venas y las arterias que se estrecharon”, aclaró.

Además del clima frío, un cambio repentino en los patrones climáticos, por ejemplo, un frente climático o una tormenta, puede afectar la presión arterial. “El cuerpo y los vasos sanguíneos pueden reaccionar a los cambios abruptos en la humedad, la presión atmosférica, la nubosidad o el viento casi de la misma forma en que reaccionan al frío”. El experto destacó que estas variaciones en la presión arterial que guardan relación con el clima son más frecuentes en las personas mayores de 65 años, por lo que hizo un llamado a redoblar la vigilancia en la población geriátrica ante estos fenómenos.

Otras causas estacionales del incremento de la presión arterial incluyen el aumento de peso y la disminución de la actividad física durante el invierno. Los pacientes que ya han sido diagnosticados con hipertensión, deben mantenerse controlando las mediciones cuando cambian las estaciones.

HTA, estadísticas en México

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (EN SANUT 2016), para clasificar a un individuo como hipertenso debe tener una presión arterial mayor a 140/90 mm Hg. Este padecimiento se presenta ligeramente más en mujeres (26.1 %) que en hombres (24.9 %). El grupo de edad menos afectado es el de 20 a 29 años, mientras que la prevalencia más alta está en el grupo de 70 a 79 años. Solamente el 60 % de la población con hipertensión arterial tenía conocimiento previo de la enfermedad. Por lo tanto 4 de cada 10 personas fue diagnosticada al momento que la ENSANUT 2016 se llevó a cabo.

CARRITO MÓVIL ABATIBLE Y SU UTILIDAD EN POBLACIÓN GERIÁTRICA

El envejecimiento de los individuos es hoy en día uno de los temas de mayor relevancia en los debates sobre población y desarrollo. La combinación de una esperanza de vida cada vez mayor y de una fecundidad en continuo descenso ha provocado el rápido crecimiento del grupo geriátrico en el mundo y en México, representando actualmente un desafío para la atención médica, apoyo social y asistencia financiera.

Cifras publicadas en el último informe del INEGI, en nuestro país, más de tres millones de personas adultas mayores declararon tener mucha dificultad o no poder hacer alguna de las actividades de la vida diaria. Se prevé que este incremento en padecimientos osteomusculares y neurológicos, que provocan inseguridad y dificultades en las actividades de la vida diaria, aumente a pasos agigantados; tomando en consideración dichas alteraciones del equilibrio, debemos implementar de manera oportuna el uso de dispositivos de asistencia (bastones o andaderas) que busquen disminuir el porcentaje de las caídas y fracturas en este grupo vulnerable de individuos y que, al mismo tiempo, ayuden al paciente geriátrico a realizar sus actividades de la vida diaria, siendo autosuficientes.

Con base en estas necesidades, investigadores del Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, Estado de México, conformado por el doctores Gustavo Acosta, Gabriela Cortés (ESM del IPN), Rocío Acosta, así como el Ing. Mauricio Mayeya y el Lic. Pablo Rodríguez, diseñaron una carretilla o carrito móvil abatible, adaptable a cualquier cajuela de automóvil, especialmente orientada a la población geriátrica. El primero en su tipo en nuestro país.

El objetivo de este dispositivo es facilitar el transporte de consumibles dentro de tiendas departamentales, al tiempo de asistir en la marcha patológica durante el trayecto a un destino cualquiera. Para lograr esto, el dispositivo fue desarrollado mediante un mecanismo auto-conformable que permite modificar la altura de la canastilla de transporte, esto para poder acceder a diversas alturas de cajuelas en automóviles personales sin demasiado esfuerzo.

Finalmente, cuenta con un sistema de asistencia en la marcha, el cual detecta cuando el usuario tiene problemas para transportar los consumibles y ofrece posibles soluciones mediante un panel de control al usuario, tales como la disminución de la carga o el reacomodo de los productos dentro de la canastilla, o en casos extremos la solicitud de ayuda externa mediante una alarma sonora.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here